¿Qué comen tus bacterias intestinales?

Mucho se habla estos días de la importancia de tener una flora intestinal saludable. La microbiota influye en la eficacia de nuestras digestiones, la fortaleza de nuestro sistema inmune, nuestro metabolismo y hasta en nuestro estado de ánimo. De todo esto he hablado ya en anteriores artículos del blog.

¿Cómo podemos cuidar de la microbiota?

Al igual que nuestra dieta es fundamental para nuestra salud, lo que comen nuestras bacterias lo es para la suya. Pero ellas no pueden elegir su comida. Dependen al 100% de lo que nosotras queramos darles.

Por eso, tu alimentación es clave para que tu microbiota sea equilibrada y sana.

Hay otros factores importantes (puedes consultarlos aquí), pero hoy me quiero centrar en este.

¿Cuál es la mejor «dieta» para las bacterias?

Para nuestra microbiota son fundamentales los alimentos de origen vegetal. Las fibras y flavonoides que se encuentran en ellos garantizan que en tu intestino abunden las bacterias beneficiosas y que no haya espacio para las perjudiciales.

El Dr. Jason Hawrelak, uno de los mayores conocedores de la microbiota humana, aconseja tomar al menos 40 plantas diferentes a la semana. Puede parecer complicado, pero no lo es tanto. En el termino «plantas» se incluyen: frutas, verduras, hortalizas, cereales, legumbres, frutos secos, semillas, especias… La cosa se pone más fácil si pensamos que, por ejemplo, una manzana roja y una verde son diferentes, porque su composición varía. Así que no es tan complicado sumar plantas.

Pongamos algunos ejemplos:

Un puré o crema de verduras puede incluir 3 o 4 verduras diferentes. Una ensalada también puede tener muchas plantas en ella: lechuga, tomate, aceitunas, aguacate, cebolla…

Si añadimos semillas y frutos secos a nuestra dieta, el número de plantas se incrementa.

Y no debemos olvidar las legumbres, los cereales, las frutas, las setas o las algas.

Como ves, con un poco de imaginación se puede llegar a las 40 plantas diferentes.

¿Cuántas plantas diferentes incluyes en tu dieta? ¿Llegas a las 40 a la semana?

Pero cuidado. En algunas personas esto no puede ser tan sencillo. Si aumentas este tipo de alimentos en tu dieta pueden aparecer más gases, diarrea, hinchazón abdominal y otros síntomas molestos. Esto podría indicar que tienes algún tipo de desequilibrio en tu flora intestinal u otro problema digestivo.

A mi consulta viene mucha gente que me comenta: «estoy comiendo mejor pero me siento peor». En estos casos hay que investigar un poco más. ¿Hay SIBO (sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado) u otro tipo de disbiosis? ¿Hay alguna intolerancia o alergia alimenticia? ¿Hay otros problemas digestivos?

Por eso, si este es tu caso, recuerda que puedes pedir consulta conmigo. Así podremos desentrañar qué es lo que está haciendo que no puedas disfrutar de las «40 plantas semanales» y ponerle solución. Que nada te impida que tu dieta sea rica y variada.

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Suscríbete a la newsletter

Recibe en tu email información sobre salud, nutrición y hábitos de vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HOLA,
SOY ANA

Médica y consultora nutricional

consigue la guía de la dieta baja en fodmaps

Suscríbete para saber qué alimentos evitar y cuáles tomar libremente

Durante los últimos 15 años he trabajado en distintos hospitales haciendo una medicina que no me satisfacía plenamente.

Por eso ahora trabajo de manera diferente.

Trato de conocer al paciente de una manera integral para descubrir la raíz de sus problemas, identificar sus características únicas y así poder diseñar un plan acción individualizado, holístico y efectivo.

manzana-sidebar

CATEGORÍAS

Mi trabajo
comienza
conociendo
al paciente.

Por eso te invito a una sesión de asesoramiento gratuita en la que revisaremos tu historia clínica para valorar si te puedo ayudar.

Suscríbete a la newsletter

Recibe en tu email información sobre salud, nutrición y hábitos de vida.