TIPOS DE SOBRECRECIMIENTO BACTERIANO INTESTINAL

SIBO

Cada vez se oye hablar más de la importancia de una microbiota (o flora intestinal) sana. Y cada vez se conocen mejor los distintos desequilibrios que se pueden producir, como por ejemplo el Sobrecrecimiento Bacteriano en el Intestino Delgado (SIBO).

De hecho, este problema es uno de los principales motivos por los que la gente viene a mi consulta.

Pero no todos los casos de SIBO son iguales. Antes de meterme a hablar de los distintos tipos de SIBO, un pequeño recordatorio.

En nuestro cuerpo viven millones de bacterias. Uno de los sitios en donde se encuentran es el aparato digestivo. Pero no en cualquier parte.

La microbiota del aparato digestivo se encuentra especialmente en la boca y el intestino grueso, en la puerta de entrada y en la parte final del intestino. Nuestro estómago y el intestino delgado tienen muy pocas bacterias.

Por distintos motivos puede ocurrir que las bacterias y otros microorganismos que habitan en el intestino grueso, se “cuelen” en el intestino delgado y crezcan allí. Es esta “invasión” a la que llamamos SIBO.

El problema surge cuando a estas bacterias les llega la comida no digerida del todo y es utilizada por ellas. Al fermentarla, producen gases. Estos gases son los responsables de los síntomas del SIBO: distensión abdominal, dolor, diarrea o estreñimiento, etc.

(Si quieres saber más, te lo explico con más detalle en este artículo)

Pero como os he dicho al inicio del artículo, no todos los casos de SIBO son iguales.

Tipos de SIBO

Las bacterias cuando fermentan producen distintos gases. Según el tipo de gas que se produzca más, vamos a definir los distintos tipos de SIBO

  • SIBO en el que predomina el Hidrógeno
  • SIBO en el que predomina el Metano
  • SIBO en el que predomina el Sulfuro de Hidrógeno

Esto tiene importancia porque la clínica suele variar y, lo más importante, el tratamiento es diferente.

¿Cómo saber si tienes SIBO y de qué tipo?

La prueba que se suele utilizar para diagnosticar SIBO es un test del aliento: se administra un sustrato (generalmente glucosa o lactulosa) y se va tomando una muestra del aliento (se sopla en unos tubos) cada 15 o 20 minutos. Después se analiza qué gases y cuándo se producen.

Si se producen más de una cantidad determinada de gas demasiado pronto (antes de lo que tarda el sustrato en llegar al intestino grueso), se considera que la prueba es positiva.

En esta prueba únicamente se miden Hidrógeno y Metano. Para el Sulfuro de Hidrógeno todavía no hay una prueba que lo diagnostique, aunque se puede “adivinar” si hay este tipo de SIBO de manera indirecta.

El tratamiento varía según el tipo de gas producido, ya que al tratarse de bacterias diferentes, responden a antibióticos específicos.

¿En qué se diferencian los distintos tipos de SIBO?

Por lo general, casi todos los pacientes con SIBO tienen gases, distensión, dolor abdominal.

Además de eso, los pacientes que tienen SIBO con predominio de metano suelen tener estreñimiento.

En los que predomina el Hidrógeno, suele ser más frecuente la diarrea, aunque también se puede ver estreñimiento, alternancia entre estreñimiento o diarrea o ninguno de los dos.

Hay mucha gente que es positivo para Hidrógeno y para Metano. En ellos, la clínica puede variar.

Los efectos del Sulfuro de Hidrógeno son menos conocidos porque como ya he comentado, aún no se puede diagnosticar con certeza, sino que se supone que hay por signos indirectos. Al parecer estos pacientes suelen tener más tendencia al estreñimiento, aunque es variable. Algunos refieren un mal olor exagerado de los gases o deposiciones, por el azufre. Pero esto no siempre se cumple. Además, suelen no responder tan bien a la dieta baja en FODMAPs y tienen que seguir una dieta un poco diferente, baja en azufre.

Como ves, no todos los casos son iguales.

Por eso, siempre es recomendable hacerse el test para: 1. confirmar si se tiene SIBO, 2. saber qué tipo es, 3. poder tratarlo de manera adecuada.

Compártelo

Suscríbete a la newsletter

Recibe en tu email información sobre salud, nutrición y hábitos de vida.

3 comentarios en “TIPOS DE SOBRECRECIMIENTO BACTERIANO INTESTINAL”

  1. Hola muy buenas , se podría tener sobrecrecimiento de metano y de sulfuro de hidrogeno a la vez ? Tengo la duda porque se que compiten por el mismo sustrato , pero me salió alto el metano en el test , pero también tengo mucha sintomatologia de sulfuro por lo que no sé. Gracias de antemano !

    1. En teoría compiten, efectivamente. Por lo visto en algunos casos sí que conviven. Pero hasta que no podamos medir el sulfuro en España, no sabemos muy bien. El manejo se debe individualizar y ajustar según la serpuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

HOLA,
SOY ANA

Médica y consultora nutricional

consigue la guía de la dieta baja en fodmaps

Descárgate la guía para saber qué alimentos evitar y cuáles tomar libremente

Durante los últimos 15 años he trabajado en distintos hospitales haciendo una medicina que no me satisfacía plenamente.

Por eso ahora trabajo de manera diferente.

Trato de conocer al paciente de una manera integral para descubrir la raíz de sus problemas, identificar sus características únicas y así poder diseñar un plan acción individualizado, holístico y efectivo.

manzana-sidebar

CATEGORÍAS