Tengo SIBO ¿Y ahora qué?

SIBO

El sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO) como causa de síntomas digestivos crónicos cada vez se conoce mejor y cada vez se diagnostica más.

El problema es que no hay tantos especialistas que conozcan bien la evolución y los mejores tratamientos. Por eso, cada vez estoy viendo más gente descorazonada porque creen que el SIBO es algo incurable y que no van a poder sentirse bien nunca.

Hoy me gustaría explicar que esto no tiene por qué ser así.

(Si no sabes lo que es el SIBO, puedes leerlo en este artículo).

¿Cuál es el pronóstico del SIBO?

Según las estadísticas que se conocen, pueden pasar dos cosas:

  • En un tercio de los pacientes el tratamiento es sencillo. Se hace un ciclo de antibióticos y ya está. Todo arreglado.
  • En los dos tercios restantes la cosa no va tan rápido y hay que hacer más cosas.

La mayoría de los casos que yo veo en mi consulta son del grupo de los dos tercios. ¿Y qué significa esto?

Las disbiosis (sobrecrecimiento bacteriano, de metanógenos, de cándidas, etc.), no es una infección. Es un desequilibrio de la microbiota. Por eso el manejo es algo diferente.

En las infecciones se trata el antibiótico un número de días y en principio el problema debería solucionearse.

En el sobrecrecimiento hay que devolver el número de microorganismos a unos niveles normales, hay que intentar restaurar el equilibrio al intestino e intentar tomar medidas para que no vuelva a ocurrir.

Para devolver el número de bacterias a la normalidad se usan unos antibióticos específicos, tanto farmacéuticos como de plantas o seguir una dieta elemental. Aquí viene el primer problema que suelo ver en mis pacientes. Para que estos antibióticos sean efectivos se tienen que dar a unas dosis adecuadas durante un tiempo determinado. A veces la gente que viene a mi consulta me dice que el tratamiento que han seguido no ha sido eficaz. Muchas veces cuando lo reviso, las dosis o la duración no han sido las adecuadas. Por eso los resultados no han sido los esperados. Esto no quiere decir que su SIBO sea incurable.

En muchos de los casos hacen falta varios ciclos. Cuando al hacer el test del aliento (que es como se diagnostica el SIBO) dan gases muy elevados, eso significa que hay muchas bacterias fermentando. Cada ciclo de antibióticos elimina un número concreto de bacterias. Los gases bajan una cantidad determinada. Puede que no sea suficiente para que el número de bacterias llegue a la normalidad. Por eso hay que seguir haciendo ciclos de antibióticos hasta que esto ocurra.

A veces los antibióticos que utilizamos no hacen efecto en esa persona y no se ha conseguido matar a las bacterias. En este caso se prueba con otras opciones hasta que se encuentra la combinación que es efectiva. Por eso a mí me gusta repetir el test tras los ciclos de antibióticos. Para saber si está siendo efectivo lo que estamos haciendo.

También puede pasar que tras una mejoría inicial, vuelvan los síntomas. Esto se debe a dos cosas:

  • Una recaída. Se solucionó el SIBO, pero ha vuelto a aparecer. Esto suele deberse a que hay una causa que lo está produciendo. Lo ideal es encontrarla y tratarla si es posible.
  • Que el tratamiento todavía no estaba completado y las bacterias seguían ahí. Puede pasar entre los ciclos de antibióticos, o si hay resistencias a esos antibióticos. En esos casos hay que seguir tratando hasta solucionar el SIBO.

Las recaídas son frecuentes. Suelen aparecer a los 2 meses o hasta uno o más años después. Pero puede haber recaídas mucho más precoces. ¿Qué se hace en estos casos? Volver a tratar, investigar las causas de base y tomar medidas para evitar las recaídas o intentar que estas vayan espaciándose en el tiempo.

Las buenas noticias son que aunque todo esto suene un poco abrumador, la mejoría y en muchos casos la curación es posible. Incluso en aquellos en los que la causa de base no sea tratable y tengan episodios recurrentes, un buen manejo de estos pueden hacer que la calidad de vida sea muy buena.

El objetivo de tratar el SIBO es que haya un 90% de mejoría en los síntomas. Incluso un 100% es posible.

Con el tiempo los periodos entre recaídas cada vez son más prolongados, las recaídas son menos graves y el tratamiento es efectivo más rápido. Esto significa que cada vez la dieta es más variada, necesitamos menos suplementos para ayudar a nuestro intestino y, en resumen, que nuestra calidad de vida mejora.

¿Suena bien, no?

En resumen lo que quería expresar hoy es que el SIBO es complejo, que hace falta diagnosticarlo y tratarlo bien. Que normalmente es un proceso que dura unos meses. Pero que la mejoría es posible. No es un camino en línea recta. Habrá altibajos, días mejores y peores, pero que hay luz al final del camino y no hay que rendirse.

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Suscríbete a la newsletter

Recibe en tu email información sobre salud, nutrición y hábitos de vida.

2 comentarios en “Tengo SIBO ¿Y ahora qué?”

  1. Holà buenas tardes doctora Ana Esteban
    Mi nombre es Zoila Capellan
    Yo tengo un problema de hace 25 años y tengo 41 tengo problemas digestivos tengo muchos gases eruto que son tanto Los eruto que me da vergüenza con mi marido . tengo muchas ganas de vomitar no hago la digestión muchos cansancios dolores en las articulaciones. Casi Todo lo que como me sienta mal tengo muchas recaída pues cada 15 días tengo una recaída y cuando más tiempo duro para tener recaída fuerte es un mes . . Pero que aún que no tengo recaída fuerte nunca me siento bien siempre que como tengo la sensación de hinchazón y muy cansada No puedo tener vida social por k siempre tengo que pedir que no puedo comer tales cosas. Y es muy difícil cuando salgo a comer con la familia a no poder tomar ni un zumo ni una copa de vino y las grasas me sientan mal. bueno en conclusion después de comentarle todo esto. Ahora le digo que la NUSTRICIONISTA Adriana duelo. Me a mandado hacer análisis. Y me an encontrado un sobre crecimiento bacteriano un défi de DAO INTOLERANCIAS A LA LACTOSA A LA FRUCTOSA Y A LA SILOSA Y AL SOLBITOL. esto solo hace un año que me lo diagnosticaron me a medicado con antibióticos pero se ve que no me an echo nada .desde el viernes pasado espèce a sentirme mal muy cansada y que no hacia la digestión y fueron pasando los días y seguía con la barriga hinchazón y sin poder hacer la digestión eruto muchos acidez y al final se ve que el jueves 15 y’a estaba tan hinchada después de la comida del medio día que empecé con vomito . Y luego me hice un Enema de manzanilla que eso me da un poco de bienestar. el jueves tengo cita con mi NUSTRICIONISTA Adriana duelo. Me mandará otra vez hacerme la prueba del sobre crecimiento bacteriano. Quiero que por favor usted me dé la pautas de los antibióticos a ver si me lo puedes curar. Por Que e leído que hay que hacer varios tratamiento para eliminarlo. Por que se ve que los Nutricionistas no pueden dar antibióticos. Muchas gracias espero su respuesta y me pueda ayudar. Yo vivo entre barcelona y parís. Voy cada mes a barcelona.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HOLA,
SOY ANA

Médica y consultora nutricional

consigue la guía de la dieta baja en fodmaps

Suscríbete para saber qué alimentos evitar y cuáles tomar libremente

Durante los últimos 15 años he trabajado en distintos hospitales haciendo una medicina que no me satisfacía plenamente.

Por eso ahora trabajo de manera diferente.

Trato de conocer al paciente de una manera integral para descubrir la raíz de sus problemas, identificar sus características únicas y así poder diseñar un plan acción individualizado, holístico y efectivo.

manzana-sidebar

CATEGORÍAS

Mi trabajo
comienza
conociendo
al paciente.

Por eso te invito a una sesión de asesoramiento gratuita en la que revisaremos tu historia clínica para valorar si te puedo ayudar.

Suscríbete a la newsletter

Recibe en tu email información sobre salud, nutrición y hábitos de vida.